Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Pruebas de diagnóstico

Pruebas de diagnóstico

Si has tenido un accidente de tráfico o has sufrido una lesión por accidente laboral, las pruebas de diagnóstico son fundamentales. Su médico ordenará varias pruebas de diagnóstico para mirar dentro de su cuerpo y comprobar si hay lesiones. Estas pruebas pueden descubrir huesos rotos, lesiones en los tejidos blandos y problemas en los nervios. Es posible que sólo tenga que hacerse una única prueba o que necesite una serie de ellas. Tu médico evaluará tus lesiones y determinará qué prueba o pruebas diagnósticas necesitas.

Infórmese sobre las pruebas que se utilizan para diagnosticar las lesiones tras los accidentes de tráfico y laborales. Luego, si tienes una lesión, acude al médico inmediatamente para que te hagan pruebas de diagnóstico.

MRI

La resonancia magnética utiliza ondas de radio, un campo magnético y un ordenador para crear imágenes del interior del cuerpo. Su médico utilizará las imágenes para ver de cerca los tejidos blandos, las articulaciones y los huesos. Las exploraciones son detalladas, de modo que si tiene un esguince, su médico podrá decirle el grado de la lesión de los tejidos blandos después de ver las imágenes.

CT

TAC son las siglas de la tomografía computarizada. El TAC toma imágenes en cortes. La tecnología une las imágenes para formar una imagen tridimensional. Los médicos observan la imagen tridimensional para buscar signos de problemas articulares y fracturas. El TAC también puede detectar las hemorragias internas que sufren muchas personas tras un accidente de tráfico. Por ello, los TAC son muy importantes después de sufrir una lesión por accidente de tráfico.

Prueba de velocidad de conducción nerviosa

Puede sufrir daños en los nervios como consecuencia de un accidente de tráfico o de una lesión en el lugar de trabajo. Su médico le hará una prueba de velocidad de conducción nerviosa para comprobar si hay daños. Los electrodos colocados en su piel emitirán pulsos de electricidad al nervio. La prueba muestra al médico si los nervios funcionan correctamente o si hay daños, como el atrapamiento del nervio.

EMG

La electromiografía (EMC) también puede utilizarse para diagnosticar problemas con los nervios. El cerebro envía señales nerviosas a los músculos, indicándoles lo que deben hacer. Esta prueba mide si su músculo responde a esas señales. Su médico colocará un electrodo de aguja en el músculo. El electrodo registra la actividad. Esta prueba suele realizarse junto con una prueba de velocidad de conducción nerviosa.

Rayos X

Las radiografías proporcionan a los médicos imágenes de sus huesos. Las lesiones en el automóvil y en el lugar de trabajo suelen provocar fracturas de huesos. Esta prueba diagnóstica permitirá a su médico ver si tiene alguna fractura.

Hágase la prueba rápidamente

Las pruebas de diagnóstico son el primer paso para determinar el origen de sus síntomas y la gravedad de sus lesiones. Después de revisar los resultados de las pruebas, su médico puede desarrollar un plan de tratamiento sólo para usted. Las lesiones causadas por accidentes de coche y de trabajo suelen ser importantes y, a veces, los síntomas no se desarrollan completamente hasta pasados días o semanas. Es fundamental recibir atención médica inmediatamente después de sufrir un accidente. El médico determinará qué pruebas son necesarias. Entonces, si se descubre un problema, podrá comenzar el tratamiento inmediatamente.